El 26 de Junio se cumplieron 100 años del natalicio del Hermano Ginés, nuestro fundador. +++ +++ Want to read this site's content in your language? check it in the footer of any page and you will be able to read every article. +++ +++ El 26 de Junio se cumplieron 100 años del natalicio del Hermano Ginés, nuestro fundador. +++ +++ Visite con sus hijos nuestra nueva área de juegos en el menú "PARA CHAMOS" +++ +++ El 26 de Junio se cumplieron 100 años del natalicio del Hermano Ginés, nuestro fundador. +++ +++ Want to read this site's content in your language? check it in the footer of any page and you will be able to read every article. +++ +++ El 26 de Junio se cumplieron 100 años del natalicio del Hermano Ginés, nuestro fundador. +++ +++ Pronto abrirá, en estas páginas, la Tienda-Librería de la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle! +++ +++ El 26 de Junio se cumplieron 100 años del natalicio del Hermano Ginés, nuestro fundador.

 

 

Si desea buscar por  alguna palabra en el contenido o en el título, utilice el buscador ubicado arriba a la derecha en cualquier página.

Venezuela, de país mestizo a país multiétnico y pluricultural


Los pueblos indígenas de Venezuela, con una población estimada en la actualidad de más de seiscientos mil individuos pueden considerarse, a partir de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 (CRBV), como nuevos ciudadanos. 

Para bien o para mal, a lo largo de más de cinco siglos de historia se ha venido forjando en Venezuela, una nacionalidad -la venezolana- mayoritaria, producto del mestizaje. Ahora bien, en tiempos más recientes, con la instauración de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se nos propone aparentemente una nueva fórmula: el país multiétnico o multicultural ¿Qué significa esto? ¿Qué repercusiones tiene para Venezuela y los venezolanos este nuevo modelo? ¿Qué significa específicamente para Venezuela ser definida como una sociedad y un Estado multicultural y pluriétnico desde la perspectiva de los pueblos indígenas? ¿Qué compromisos asumen el Estado venezolano  y sus instituciones producto de este reconocimiento? ¿Cómo concordar y ajustar el pensamiento e ideología del Estado nacional unitario con una población diversa, pluriétnica, multicultural  y multilingüe? o dicho de otro modo  ¿Qué políticas y acciones poner en marcha para fortalecer la democracia, y así proteger los intereses de las diversas culturas.

Multicultural es aquí entendido como una manifestación de la diversidad, de la pluralidad cultural y de la presencia en una misma sociedad de grupos con diferentes códigos culturales.

Manuel Marzal, en el libro Historia de la Antropología Indigenista, (1986), sostiene que las políticas indigenistas del Estado-nación en América Latina, vienen dadas y diseñadas por los proyectos de los vencedores -de la conquista europea o republicana- para integrar a los vencidos dentro de las sociedades, que nacen y se transforman después de la conquista.

Desde la época de la conquista, la colonia y luego el período republicano, todas las leyes  y textos constitucionales anteriores a la Constitución Bolivariana de Venezuela, habían estado organizados sobre la base ideal de una ciudadanía supuestamente "homogénea".  

Esta “uniformidad poblacional” se justificaba a través del proceso de  mestizaje ocurrido históricamente y, en consecuencia, el contenido constitucional afectaba profundamente a la población indígena, ante la ausencia del reconocimiento específico de sus características culturales diferentes[1].

 Por ejemplo, en la constitución de 1961, se resalta el ánimo del espíritu integracionista “… La ley establecerá el régimen de excepción que requiera la protección de las comunidades de indígenas y su incorporación progresiva a la vida de la Nación”. (Art. 77 de la Constitución de la República de Venezuela de 1961). Podríamos interpretar esta situación de la siguiente manera. Si el indígena ha de ser incorporado, es porque se consideraba que estaba fuera del sistema nación y de allí la necesidad de su “incorporación progresiva”. Dentro de esta lógica, la ciudadanía plena es incompatible con la continuidad cultural del indígena.

El movimiento indígena latinoamericano y el venezolano, inició hace más de cincuenta años un proceso de organización, articulación de movimientos indígenas y luchas tendientes a reivindicar sus derechos como pueblos.  La cúspide de dicho movimiento ha sido el reconocimiento y profundización, a través de las constituciones de los derechos de los pueblos indígenas.  En tal sentido, la mayoría de las constituciones latinoamericanas actuales, establecen principios claros sobre los derechos de los pueblos indígenas, como un reconocimiento de la diversidad cultural y de la multiculturalidad de América Latina.

De esta manera, la cuestión se centra en la diversidad cultural en Venezuela y cómo esta se refleja adecuadamente en las políticas públicas y en la propia estructura del Estado. Se trata de  profundizar, en las consecuencias de definir un Estado como pluriétnico y multicultural, sin caer en la reducción a una mera abstracción teórica o filosófica, pues es diferente tratar una sociedad en la que existen diversas culturas de otra sociedad multicultural.


 

Ser multicultural es reconocer la igualdad de las diversas culturas, sin determinar ninguna jerarquía ni postular la superioridad de una sobre otra. En otras palabras, el reconocimiento y valoración de las diferencias culturales y/o étnicas, debe superar cualquier idea de homogeneización cultural, de dominación o de superioridad de una cultura en relación a otra. El multiculturalismo es la política que actúa sobre lo multicultural, y si lo multicultural es la base diversa de una sociedad, el multiculturalismo se podría definir como una política que afecta a todo el sistema social, así como la relación Estado-nación con las distintas culturas presentes en el país. 

Por lo tanto, se puede decir que hay multiculturalidad y las sociedades son multiculturales, si en un mismo espacio social y político coexisten individuos y grupos que se caracterizan a sí mismos (y son identificados por los demás) como diferentes de la mayoría, en atención a ciertos elementos culturales, como la lengua, la religión, las tradiciones, las prácticas sociales, la nacionalidad o la cultura. En el reconocimiento constitucional de la multiculturalidad venezolana y en las acciones legales realizadas por los pueblos indígenas y el Estado  en los últimos diez años,  se reconoce “el derecho a la diferencia  de los miembros de los diferentes pueblos y culturas” (Bello, 2005: 84), en otras palabras, se hace reconocimiento de la Identidad étnica y en tal sentido, el Estado debe adelantar acciones apropiadas y efectivas para poner en práctica tal reconocimiento, acciones que permitan rectificar sus políticas públicas del modelo de exclusión-asimilación-predominante a lo largo del siglo XX.

El reconocimiento de la multiculturalidad trae consecuencias inmediatas a los pueblos indígenas. Una de ellas es la participación de estos en las estructuras del Estado y la toma de decisiones sobre sus asuntos. Estas acciones que se han iniciado y muestra de la voluntad política del Estado- en la construcción de la sociedad multiétnica y pluricultural- es que por primera vez en la historia del país, tres representantes indígenas son elegidas en las elecciones legislativas del año 2000 como diputados a la Asamblea Nacional, mientras que ocho más resultaron electos a las Asambleas Legislativas de los estados con población indígena. Además, se creó una Comisión Permanente de los Pueblos Indígenas en la Asamblea Nacional y se eligió en  2010 a una mujer indígena como representante ante el Parlamento Latinoamericano.

Ahora bien, este reconocimiento ha trascendido el hecho de la diferenciación del otro, para volverse un instrumento de lucha política, utilizada por los  pueblos indígenas venezolanos, para relacionarse con el Estado desde otra perspectiva. Así, los pueblos indígenas procuran librarse de años de exclusión y separación, 

identificándose como sujetos sociales con voz propia y emprenden el camino de la lucha por el reconocimiento de sus derechos y cultura, para después avanzar en la construcción de una sociedad multicultural y de un Estado pluriétnico. Los derechos colectivos de los pueblos indígenas contribuyen a la construcción de una democracia sustentada en la diversidad cultural y en la igualdad, a partir de las diferencias. 



BIBLIOGRAFÍA

AGUILAR CASTRO, Vladimir (2004).  Política y Cuestión indígena en Venezuela, Société Suisse des Americanistes (París), N° 68, 91- 104 pp.

_________________. (2008). Derechos indígenas pendientes en Venezuela. Mérida; Venezuela: Centro de Estudios Políticos y Sociales de América Latina CEPSAL Universidad de los Andes.

BELLO, Luis Jesús (2005). Derecho de los Pueblos Indígenas en el nuevo                                                      ordenamiento jurídico venezolano Caracas: Grupo Internacional de Trabajo Sobre Asuntos Indígenas IWGIA.

CONSTITUCIÓN REPÚBLICA DE VENEZUELA1961. http://www.fakemink.com/1961.pdf

MARZAL, Manuel (1993). Historia de la antropología indigenistaMéxico y Perú. Barcelona: Anthropos.

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. (2005)  Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas. Caracas: Gaceta Oficial Extraordinaria N 38.344. 

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. Comisión Permanente de los Pueblos Indígenas (2008). Legislación Indígena venezolana: Leyes y artículos para los Pueblos Indígenas en la legislación vigente, emanadas de la Asamblea Nacional y decretos Leyes de la Presidencia de la República, desde el año 1999 hasta diciembre 2008. Caracas: Asamblea Nacional.

ROJAS, Belkis (1989). Pueblos Indígenas de Venezuela en la Actualidad. Mérida: Universidad de Los Andes. 


Algunos datos significativos sobre la estructura social venezolana durante la colonia y composición étnica actual.

[1] La influencia de las ideas helénicas en la conquista de América son innegables, pues el helenismo se caracterizó por haberse desdibujado  las fronteras entre los distintos países y culturas. Anteriormente los griegos, romanos, egipcios, babilonios, sirios y persas habían adorado a sus dioses dentro de lo que se suele llamar «religión de un Estado nacional». Ahora, las distintas culturas se mezclan en un crisol de ideas religiosas, filosóficas y científicas.

 

 

top